viernes, 5 de marzo de 2010

Historia de los waffles


Los Waffles son unas galletas crujientes de origen Belga, su apariencia cuadriculada se debe al patrón de las placas donde se cocinan, a esta máquina se le denomina gofrera o wafflera, y de allí se origina su nombre. Según la región de Europa su nombre varia, lo que no significa que no compartan las mismas raíces etimológicas: Francia – “Gaufre”; Inglaterra – "Wafer", “Wafre”; Alemania – “Waffle”,Waffre”; Holanda - “Wafel”; España “Gofre”.


La costumbre de cocinar masa de harina entre dos placas de metal era común entre los griegos. Sin embargo el moderno waffle tiene sus orígenes en la cocina medieval, para ese entonces se crearon las placas de hierro conectadas con anillos y portables y brazos de madera, estas placas tenían grabados artísticos como paisajes, escudos, nombre del propietario etc. más tarde se tomaría la actual rejilla de celda de abeja o cuadrícula.


La masa esta compuesta por una mezcla de harina, huevos y leche, y según el país tienen modificaciones como: crema, polvo de hornear, chocolate, helado, sirope de frutas, mantequilla, miel ó incluso huevos, jamón, pollo, queso y otros acompañantes o rellenos salados. Su gran versatibilidad permite usar la creatividad al respecto. Suele servirse caliente aunque el gofre blando suele servirse frío.


Waffle Belga: Se sirve caliente acompañado de diversas cremas, salsas, frutas, dulces o helado en puestos callejeros de Europa. Es una galleta suave pero crujiente a la vez debido a que se añade levadura y claras a punto de nieve.


Waffle de Lieja: (Liège-Bélgica), más pequeño, dulce y denso que el waffle belga ya que está recubierto por una capa de caramelo o sirope de sabores y por eso se comen solos. Según la leyenda, lo inventó en el siglo XVIII el cocinero del Príncipe de Lieja, por una petición del Príncipe que quería que tuviera azúcar perlado. Encantado por el apetitoso aroma a vainilla que emanaba del pastel, el Príncipe se rindió ante la nueva creación. No fue el único; este waffle se hizo rápidamente muy popular en la región de Lieja y en toda Bélgica.


Waffles Norteamericanos: Se consumen tanto dulces como salados, su masa contiene levadura en polvo, siendo más densos y finos que los belgas. Llegaron hacia 1620 por los colonos holandeses. En 1789, Thomas Jefferson regresaba de Francia con la que sería la primera plancha de gofres de América, con la típica cuadrícula y se establecieron los waffle frolics o festivales que se dieron posteriormente tan populares en el siglo XVIII. Su variación son los waffles de Virginia que se elaboran con harina de arroz o maíz.


Waffles Ingleses: Son elaborados con papas, aceite y salsas por lo que le llaman “potato waffle” sirviendo como plato de acompañamiento o snack.


Waffles Hong – Kong: "Pastel de rejilla" (格仔餅), se sirven como snack caliente en puestos callejeros, son mas ligeros, grandes y divididos en cuatro cuartos, untándolos de mantequilla, mantequilla de maní, azúcar etc. que luego se doblan en semicírculos, tienen aromas pronunciados a yema de huevo u otros sabores y a veces se pueden encontrar con diferentes colores.


Stroopwafel: Son galletas waffle de sirope de 8cm de diámetro, delgadas y rellenas de caramelo con sabores, lo cual lo hace ver como un sándwich. Se in ventaron en Gouda en 1784, según la leyenda, un panadero en Gouda hizo una galleta con todos los sobrantes de las migajas y especias para luego rellenarla con jarabe de caramelo; se conocía como un dulce de los pobres y, finalmente, se convirtió en el más popular acompañamiento del té, chocolate o del café en Holanda a veces se pone el stroopwafel en la boca de las tazas a modo de tapa para ablandarlas con los vapores de las bebidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina