viernes, 2 de mayo de 2014

"Trade down" y "vino por copa", tendencias del on-trade

Esta parecería ser la realidad de este canal en Argentina, según restaurantes, bodegas y distribuidoras consultadas por Área del Vino. La situación actual económica, sumado a un mayor conocimiento por parte de los consumidores, han sido las premisas que impulsaron estos nuevos comportamientos de consumo. 

Frente a la situación coyuntural del país es que indudablemente la conducta del consumidor ha cambiado. Ante los constantes aumentos de precios, producto de la inflación, ha quedado demostrado que a la hora de comprar un vino, la elección es mucho más rigurosa y cuidadosa, en el on-trade (venta de botella abierta).

Este canal indudablemente es el que más sufre los coletazos de la crisis. Desde restaurantes de Mendoza, manifestaron que "el consumidor argentino está optando cada vez más por consumir vinos de la franja de precios medias, y al ser más conocedor, sabe que no necesita pagar mucho por un buen vino".

Desde el restaurante la Marchigiana, destacaron que este año será particularmente difícil para la gastronomía y traerá aparejado indudablemente, noticias no muy alentadoras para la venta de vinos, ya que según indica Fernando Barbera, director de este restaurante, los consumidores están fuertemente impactados por la inflación, y los clientes buscan vinos de un escalón más abajo (trade-down). En este sentido, explicó que la franja de precios que más se está consumiendo es la que va de los $70 a $90. Además, manifestó: "Hasta el momento venimos analizando una caída en las ventas del 15%. Además, de un aumento constante de los costos, lo que se nos complica alcanzar el punto de equilibrio".

Marcelo Zambello, director de la distribuidora Avenida, comentó que este canal es el más fuerte para la empresa, ya que la mayoría de sus clientes se manejan en el on-trade. En este sentido, señaló que el panorama de las ventas es relativamente bueno, sin embargo, se nota que la franja que mejor performance está teniendo en la de media.

Con la crisis, señaló el empresario de la distribuidora Avenida, la tendencia en consumo ha variado, cayendo las líneas más económicas y altas, y las de mediano rango crecen. "Las bodegas están elaborado mejores vinos en ésa franja y el comensal no paga mucho por una botella, ya que con poco dinero, bebe un vino relativamente aceptable".

Ricardo Principe, director Comercial de Dulmes, distribuidora nacional de siete bodegas nacionales de alto prestigio que definen su posición en la alta gastronomía, hotelería, comercios de bebidas y comestibles, contó que el canal está firme en cuanto consumo, en el segmento de comercios medio. En este sentido, indicó que "en GBA y CABA los vinos de más de $100 /120 al consumidor, se encuentra con variable descendente este año".

Ante este panorama planteado por los empresarios, es que vislumbran dos tendencias. Por un lado, el reciente mencionado "trade down", así como también el servicio de vino por copa. En este sentido, desde la Marchigiana, Barbera señaló que ante esta tendencia es que decidieron sumar máquina de vinos para este servicio con el objetivo de mantener la calidad del producto.

Asimismo, Principe agregó que esta tendencia se ha incrementado fuertemente en los restaurantes. En este sentido es que se observa al consumidor optar por una copa de un buen vino, en lugar de una botella de un vino de gama baja.

Por otro lado, los empresarios del sector analizan también que el descorche de a poco es una tendencia que se asoma. Desde las distribuidoras y restaurantes consultados por Área del Vino, comentaron que el comensal aún es tímido a la hora de llegar con un vino bajo el brazo. Pero sin embargo es una opción cada día más tentadora por parte de los consumidores. En cuanto a los precios de este servicio, por un lado, consultados a restaurantes de Mendoza, el precio puede ser el precio más económico de un vino de la carta, otros, cobran entre $30 y $50, mientras que en algunos casos, no lo aceptan. Por lo cual es muy variado. 

Analizando el futuro del canal, es que el director Comercial de Dulmes señaló que "en los últimos años y de la mano del alto consumo se multiplicó la oferta de comercios de restauración y bares con servicio de comidas, especialmente en CABA y algunas capitales importantes del interior, como Mendoza. Es así, que obviamente deberá producirse una decantación, ya que en algunos distritos de CABA, la cantidad de estos comercios supera ampliamente lo lógico".

Asimismo, finalizó puntualizando: "El canal de resto- deliveris-restaurantes deberán adecuar la oferta y sincerar los precios y estructuras de personal y gastos fijos, que crecieron por arriba de la inflación en el último año y especialmente regularizar su oferta gastronómica a una especialidad o tipo de comida étnica. Lógicamente quedarán luego las estructuras de restauración importantes y multifacéticas, pero acompañadas de comercios lógicos para recibir entre 50 y 80 cubiertos diarios". 

Fuente: Area del Vino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina