jueves, 29 de mayo de 2014

Hallaron 750.000 litros de vino averiado en una bodega sanjuanina

Setecientos cincuenta mil litros de vino tinto averiado fueron intervenidos en una bodega de San Juan tras una inspección de rutina del Instituto Nacional de Vitivinicultura. Los encargados del establecimiento intentaron burlar los controles utilizando un doble fondo en una de las piletas inspeccionadas minutos después de que los inspectores habían extraído las muestras.

La confiscación de la bebida nacional ocurrió hace 20 días, pero la información trascendió recién ayer. En uno de los controles de rutina que el INV realiza durante el proceso de cosecha de uvas y la elaboración de vinos, detectó bebidas que a simple vista parecían con mayor volumen de acidez volátil que el permitido, por lo que decidieron realizar un análisis que demanda unos 30 minutos en un laboratorio móvil.

La acidez volátil está presente en todos los vinos, pero su nivel no puede ser muy elevado dado que la bebida tiende a "picarse" y avinagrarse con el paso del tiempo. Es conveniente que la acidez volátil de un vino sea lo más baja posible, por eso su nivel está regulado por el INV.

El descubrimiento

Mientras el inspector se dirigía con las muestras al laboratorio, los empleados de la bodega -cuyos nombres no trascendieron- intentaron emplear una técnica ya conocida por los fiscalizadores para evadir controles. Habían introducido en el ventil superior de una pileta repleta de vino un caño de acero inoxidable de un metro de largo, que habían llenado de vino de buena calidad.

Así, cuando se sacó la muestra para realizar el segundo control se tomó el producto que estaba en buen estado, mientras que el resto del vino de la pileta estaba fuera de los límites establecidos de acidez volátil.

El sistema de doble fondo fue detectado por los inspectores, quienes lograron desbaratar el mecanismo de engaño de la bodega. Al extraer este caño, desde la parte superior, se corroboró que el resto de la pileta contenía el vino adulterado.

Investigación en marcha

Los inspectores del organismo de control del vino argentino continuaron. Al principio, pensaron que era una maniobra para esconder volúmenes, pero finalmente comprobaron que los bodegueros sanjuaninos habían utilizado esta estrategia para ocultar un producto que no está en condiciones de salir al consumo. Es que si bien este vino no afecta a la salud, no cumple con los estándares de calidad de la vitivinicultura argentina.

Tras el hallazgo, el personal técnico del INV paralizó inmediatamente las actividades de la bodega y realizó un inventario para verificar la calidad de todos los productos del establecimiento, por lo que quedaron intervenidos 750.000 litros de bebida adulterada.

Mientras, el Instituto Nacional de Vitivinicultura inició una investigación que podría terminar en una instancia legal o en el pago de una abultada multa, valuada en miles de pesos, para los bodegueros. Un procedimiento administrativo que lleva adelante el área jurídica del organismo encuadrará la infracción.

En tanto, el vino con alta acidez volátil intervenido quedará inmovilizado y deberá luego ser dispuesto para destilación, vinagre o para derrame.

►750 mil litros de vino tinto quedaron intervenidos por el INV en una bodega de San Juan por tener altos niveles de acidez volátil.

►800 mil litros de vino fueron intervenidos en una bodega del Este mendocino durante el primer trimestre del año.

Fuente: http://www.diariouno.com.ar/pais/Hallaron-750.000-litros-de-vino-adulterado-en-una-bodega-sanjuanina-20140522-0072.html

Fuente: Area del Vino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina