jueves, 22 de mayo de 2014

Bodega Graffigna: síntesis de historia e innovación en el mundo del vino

Hablar de Graffigna es hacer referencia a una de las bodegas con más historia de la Argentina.

De hecho, hoy por hoy es el establecimiento vitivinícola más antiguo de la provincia de San Juan y el segundo con más trayectoria a nivel nacional.

En diálogo con Vinos & Bodegas iProfesional, Víctor Marcantoni, director de Bodegas de Pernod Ricard Argentina, definió a Graffigna como "una empresa totalmente innovadora".

"Fue la primer bodega en operar un sistema de radio, también fue pionera al iniciar el transporte en cascos de roble en tren hacia Buenos Aires. Y este legado continúa", sostiene este licenciado en Enología que desde hace una década ocupa su actual cargo en la bodega.

Sin embargo, lejos de sustentar su presente en el legado de los pioneros, la bodega en los últimos años continuó en su camino de la innovación y marcando tendencias.

Al respecto, Marcantoni destacó los últimos equipos que vienen incorporando para las distintas fases de producción.

"Acabamos de adquirir y poner en operaciones una selectora óptica de uvas, que separa los granos", explica el experto, quien agrega que "esto nos permite lograr un altísimo grado de eficiencia, ya que con un sistema de cámaras nos permite detectar las uvas que son de alta calidad de aquellas que presentan defectos y a partir de allí, mediante un sistema de chorros de aire, podemos separar y asegurar que a la fase de fermentación vayan los mejores granos".

El experto consideró que "somos de las primeras bodegas en el país en implementar una tecnología de este tipo".

Acto seguido, Marcantoni destacó el hecho de que, en 2013, la compañía se asoció a Riedel, la casa de cristalería reconocida a nivel global, para desarrollar en conjunto la primera copa diseñada especialmente para apreciar las cualidades organolépticas del Malbec.

"Para nosotros, esta experiencia fue como dejar un legado. Porque realizamos una fuerte inversión desde nuestra empresa, organizando diferentes workshops para testear distintos tipos de copas, tanto en la Argentina como en Estados Unidos", comenta el experto, quien agrega que "el contrato de exclusividad era por un año, con lo cual, ahora esa copa puede ser utilizada por cualquier otra empresa y pasó a formar parte del abanico de opciones para degustar distintos varietales que tiene Riedel".

"Esto fue un paso innovador para nosotros", recalca el enólogo.

Para Graffigna, una bodega con buena presencia en el mercado interno pero también con gran foco puesto en la exportación, parte de sus esfuerzos están en contribuir con la construcción del Malbec como cepa insignia de la Argentina.

"Paralelamente a los esfuerzos en innovación, nuestro objetivo es formar parte del grupo de bodegas que tratan de construir una imagen fuerte del Malbec, tanto para el mercado interno como para el exterior", sostiene Marcantoni.

En este sentido, destaca que "nuestro distintivo es el propio terroir de San Juan, que ofrece una serie de diferenciales, que van desde el régimen de lluvias al tipo de suelos, y que permite enriquecer la comunicación a la hora de hablar del Malbec argentino".

Radiografía de sus vinos

Cabe destacar que, en la actualidad, la bodega está produciendo unas 350.000 cajas de 12 botellas de las distintas líneas de Graffigna.

La línea base es la Centenario, de calidad reserva. Es decir que registra, como mínimo, un año de crianza en bodega para los tintos y de 6 meses para los blancos.

Dicha línea está conformada por cinco variedades para el mercado doméstico: Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah, Pinot Gris y Chardonnay, los cuales son elaborados a partir de viñedos ubicados en Pedernal, Valle del Zonda y Calingasta.

"El concepto que aplicamos es el de vinos de multialtitud, porque mientras que Calingasta ofrece unos 1.000 metros por sobre el nivel del mar, en Pedernal los viñedos se encuentran a cerca de 1.400 metros", apunta Marcantoni.

La línea Gran Reserva, en tanto, está conformada por un Malbec y un Cabernet Sauvignon y es producida con uvas exclusivamente procedentes de Pedernal, al sudoeste de San Juan, una región que ofrece "muy buena amplitud térmica", según el enólogo.

Esta línea registra un paso por barricas de 18 meses en roble, 50% del cual es nuevo.

Por último, al tope se ubica Santiago Graffigna, un blend que cada año se elabora con Malbec, Syrah y Cabernet Sauvignon y es el resultado de la selección de los mejores viñedos que la bodega posee en Pedernal.

Fuente: Area del Vino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina