lunes, 26 de mayo de 2014

El "revival" del Bag in Box en el mercado interno

Durante muchos años este envase ha tenido momentos cíclicos. Hoy, ha encontrado el camino, principalmente en Argentina. Tanto el consumidor final, como los canales on-trade y off-trade demandan esta nueva alternativa. Nuevos emprendimientos aparecen. 

El Bag in Box ha tenido sus idas y vueltas, tanto en el mercado interno como externo, pero de a poco, en Argentina, ha ido encontrando su espacio. Este producto está siendo valorado tanto por los consumidores, así como también por el canal on-trade y off-trade. Según los empresarios consultados por Área del Vino, este envase tiene diversas características que aventaja al vino de calidad en botella, entre la que se destaca, por sobre todo, la disminución de costos por parte del establecimiento, así como también, por parte del consumidor final, quien puede comprar un vino de alta calidad a un 50% más barato que en botella.

Bajo este panorama es que cada vez son más las empresas que suman. Una de ellas es la de Mauricio Lorca. En diálogo con Área del Vino, mencionó que el desarrollo fue luego de ver una gran oportunidad para este envase en el mercado local. "Me gusta la idea de vender contenido más que insumos en este caso podemos vender 3 litros de vino de buena calidad al precio del equivalente a 3 botellas lo que hace muy interesante la propuesta. Por otro lado, es un envase práctico que no se rompe, ideal para llevarlo donde sea y ocupa poco espacio".

Asimismo, otra de las características que agregó el enólogo, es que "las personas que quieren beber una copa por día perfectamente lo pueden hacer ya que por el sistema de llenado al vacío queda siempre la bolsa sin aire y el vino de esta manera dura muchísimo, hicimos pruebas y he verificado que hasta tres meses no se oxida".



La bodega comenzó con la línea Fantasía y por ahora solamente elabora Malbec. El costo es de aproximadamente 180 pesos la caja por 3 litros.

Una compañía nueva que aparece en el mercado interno es Qubo Bag in Box, la cual está compuesta por Cuatro Fincas S.A. un emprendimiento integrado por cuatro socios: Andrés Tonelli, Ricardo Scandura, David Loconte y Franco Giacobone, respaldados cada uno con sus respectivas bodegas: Tonelli Hnos, Vinícola Santa Sara y Bodega y Viñedos Salvador Patti.

Según comentó el empresario, luego de observar el crecimiento y el interés por parte del consumidor argentino, es que decidieron entre todos entrar al mercado del Bag in Box, con el objetivo de ofrecer vinos de buena calidad, a un menor costo; esto se da porque se reduce en un 50% comprar el mismo vino envasado en BIB de 3 litros que comprar 4 botellas de 750ml. Además, "uno de nuestros socios, Ricardo Scandura, es un experimentado productor de BIB para exportación desde hace varios años".

Otro de los motivos que llevó a la empresa a lanzarse en el mercado interno del BIB, fue el apoyo del Instituto de Vitivinicultura de la Nación. QUBO cuenta con Malbec y Cabernet Sauvignon, ambos en envases de 3 litros; y próximamente saldrán al mercado con un Chardonnay. En el caso de los tintos, Giacobone contó que "se trata de varietales que tienen un paso por roble, y son vinos 2012 y 2013 y el sugerido de venta al público es de $100-$120 la unidad".

El principal objetivo de la empresa es el mercado interno, y dentro de él, trabajan tanto en el on-trade (vino por copa en restaurant) como el off-trade (vinotecas, cadenas de supermercados, etc.).

Por último, el empresario de QUBO añadió que están totalmente convencidos de que existe una demanda sin abastecer, y el on-trade (venta de botella cerrada), está cada vez más interesada por estos productos. "Hay buena predisposición por parte del distribuidor o mayorista de vinos. La rotación viene muy bien, aunque todavía resta educar al consumidor sobre las bondades de este tipo de envases".

Más allá de las bodegas, también son las empresas desarrolladoras de este envase que se suman en Argentina. Este es el caso de Smurfit Kappa Bag in Box, compañía multinacional con seis fábricas de envases Bag in Box en todo el mundo.  La planta nacional, está ubicada en Pilar, Buenos Aires y las industrias a las cuales atienden son muy variadas. En este sentido, para el caso puntual del vino, los envases con los que cuenta son de 3, 5, 10, 20 y 1250 litros.

Mauricio Piattelli, director de Baguin, Bag in Box Latam, comentó que "la demanda en Argentina viene creciendo de forma lenta pero sostenida. Esto se debe a que, por un lado, el consumidor es más sofisticado, es más conocedor de vinos y prefiere "probar" diferentes vinos copa por copa en lugar de comprar una sola botella de un determinado vino. Por otro lado, las bodegas ven a este envase como una alternativa de gran ventaja competitiva para comercializar sus vinos".

El crecimiento logrado en el mercado interno, está propiciado, según Piattelli a que "es un envase que requiere una inversión muy pequeña (insumos, línea de fraccionamiento) para que la bodega tenga acceso al mismo y pueda comercializar sus vinos en este envase. Sumado a esto, la fabricación es nacional y contamos con financiamiento para las lso establecimientos".

Frente a todas estas ventajas que explayaron los empresarios, Mauricio Lorca agregó: "Observo, que cuando la persona prueba un vino en BIB y se da cuenta que la calidad es excepcional y mejor o igual que en una botella luego lo sigue comprando. Ya tenemos una demanda sostenida y creciente, no si el consumidor se volcaría fuerte a este envase pero estoy seguro que el futuro es muy bueno ya que como mencionaba tiene más ventajas que desventajas desde lo práctico, económico y consumo". 

Fuente: Area del Vino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina