viernes, 30 de mayo de 2014

Cómo hacer una huerta orgánica en casa

La alimentación es fundamental para evitar enfermedades. El control del estrés y una correcta elección de alimentos y sus formas de preparaciones son puntos indispensables a tener presentes.

Los alimentos que compramos incluyen, en las cadenas productivas de la industria agrícola, cada vez más agentes de alta peligrosidad que pueden ocasionar enfermedades. Los pesticidas, fertilizantes, herbicidas y agroquímicos que pasan a los alimentos dejan residuos venenosos que pueden ser vehículos de enfermedades futuras.
Por eso sería interesante que podamos tener un espacio de tierra en nuestros hogares para realizar huertas orgánicas. Esto no sólo nos permitiría ingerir alimentos seguros: también sería más económico.
De qué se trata
Las huertas orgánicas son espacios de tierra destinada al cultivo de vegetales, legumbres, plantas medicinales y árboles frutales. Sus cultivos están basados en el respeto de los procesos naturales de los alimentos que se siembran, utilizando fertilizantes naturales. También evita el uso de pesticidas no naturales.
Debemos tomar conciencia de lo que significa llevar a cabo una alimentación basada en vegetales orgánicos para evitar enfermedades. Cabe destacar que el ambiente científico, del área de la salud  y la OMS (Organización Mundial de la Salud), también recomienda estos productos.
Lamentablemente en nuestro país, por el  momento no existe interés en desarrollar la producción orgánica de alimentos en forma masiva, sólo hay pocos lugares que se dedican a la venta de estos productos y son muy costosos.
Hay falta de interés por parte de los productores y no se logra obtener más información para que en los hogares se puedan hacer huertas orgánicas que ayuden a las personas interesadas en mejorar su calidad de vida.
Sería productivo fomentar la educación en las escuelas, en los hogares, en los comedores en general, en las sociedades de  fomento. Dar capacitación a aquellas personas que están desocupadas les permitiría realizar esta actividad para alimentarse adecuadamente y hasta convertirla en una fuente de trabajo.
Pero para ello, sería necesario disponer de extensiones de tierra y en muchas ocasiones no se dispone de ellas. Qué interesante sería que los municipios y el gobierno nacional brinde espacios de tierra para tal fin.
No sólo una buena alimentación nos permite estar sanos a través de la gama de principios nutritivos que nos proveen, sino que ayuda al no deterioro del medio ambiente, que está directamente relacionado con el manejo orgánico de la producción.
Consejos
En pequeños espacios de tierra, como macetas o jardines, se pueden producir fácilmente, por ejemplo, los siguientes alimentos:
- Champiñones: se necesita aserrín y lugar fresco y oscuro.
- Tomates y ajíes. En lugares más extensos: papa, batata.
- Ajo: se puede cultivar tanto en macetas como en jardines. Se utiliza como pesticida y fungicida natural. Es un elemento básico para jardines experimentados. Requiere del regadío.
- Albahaca: al igual que otras hierbas de hoja, crece adecuadamente en lugares internos y externos. No requiere un riego continuo.
- Vegetales que pueden ser cultivados en macetas: la radicheta, rabanitos, etc. Sería más interesante tener lugar más extenso para que la producción de vegetales, frutas y legumbres sea más variada.
Tomemos conciencia de que la incidencia de enfermedades degenerativas sigue en aumento, y la alimentación es una herramienta de prevención. Fomentar los alimentos orgánicos logrados en los hogares o lugares aptos para tal propósito puede ser una gran ayuda para cuidar la salud.
* Alicia Crocco, licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D. Conduce el programa Alimenta Tu Vida, los domingos a las 17:00 horas, por Metro; www.alimentatuvida.com.
Fuente:entremujeres.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina