martes, 13 de mayo de 2014

Finca Flichman se hace fuerte en la alta gama de la mano de sus Grand Vineyards

Finca Flichman tiene en la actualidad varios caballitos de batalla que le vienen asegurando visibilidad y buen volumen en cuanto a ventas: Caballero de la Cepa, histórica marca de la bodega, y sus jóvenes vinos Misterio, son algunas de las sus dos líneas exitosas en sus respectivos segmentos.

Sin embargo, en 2010 la bodega inició un nuevo camino: el de los Grand Vineyards. A partir de un fuerte trabajo en sus fincas, con el foco puesto especialmente en la recuperación de los viñedos, Flichman inauguró una nueva etapa en la que apuestan a posicionarse en los segmentos de más alto precio

Bajo el paraguas del concepto Grand Vineyards, la bodega de Mendoza -fundada en 1919 y desde 1998 en manos de Sogrape, reconocida compañía vitivinícola con sede en Portugal- decidió agrupar sus diferentes líneas que conforman la alta gama: Expresiones, Paisajes de Barrancas y de Tupungato, Parcela 26 y Dedicado.

En el marco de un almuerzo organizado con la prensa especializada, Ricardo Rebelo, CEO de la bodega, destacó que cerca de un tercio del mix de ventas hoy está enfocado en los vinos Premium, de la mano de marcas que, asegura, "no existían hace 10 años".

"Con el concepto Grand Vineyards apuntamos a que el consumidor sepa que hay todo un mundo por descubrir", recalcó el directivo.

Los vinos

A la hora de recomendar las etiquetas más sólidas, desde Vinos & Bodegas nos enfocamos en recomendar los ejemplares que ofrecen una sólida relación calidad-precio:

Paisajes de Tupungato Chardonnay 2012
Este ejemplar proveniente de los viñedos de Tupungato y que llega al mercado a un precio sugerido de $250.
Germán Berra, jefe de enólogos de la bodega comentó que "empezamos fermentando en barricas nuevas y realizábamos maloláctica y no quedábamos tan conformes. Pero le fuimos encontrando la vuelta hasta dar con un verdadero blanco de terruño".
La clave, aseguró, fue dejar madurar más la fruta en el viñedo y pasar de utilizar 100% de barricas de primer uso a una proporción del 20%. En tanto, 20% de este vino no realizó maloláctica, lo que les permitió apuntalar un poco más la acidez y la frescura.
Al degustarlo, Vinos & Bodegas se encontró con un interesante Chardonnay, que ofrece notas tropicales y de frutas de pepita, como manzanas y peras bien maduras, a lo que se suma una pincelada de notas cítricas. La madera, en tanto, aporta leves notas de vainilla. En boca el concepto funciona: hay oleosidad y cremosidad, pero mantiene su cuota de nervio y acidez, para luego cerrar con un gran recuerdo a manzana.
Rebelo no ocultó su satisfacción por este Chardonnay, dado que "tiene un gran potencial de guarda".

Expresiones Reserve Syrah - Cabernet Sauvignon 2012
Un highlight que en el mercado interno se consigue a $150. Por un precio competitivo, este ejemplar ofrece una gran carga de fruta roja madura, una leve nota cárnica -propia del Syrah-, que aporta un 60%, así como también se perciben aromas que recuerdan a hierbas aromáticas y a pimiento rojo asado.
De paladar amplio y con una grata textura, este tinto tiene todos los ingredientes en orden para transformarse en un best value.
Según explicó Berra, para este vino se utilizó el Cabernet Sauvignon y el Syrah de Barrancas, variedad esta última que la consideró "emblemática para nosotros porque fue introducida por la bodega a la Argentina en 1938".

Expresiones Reserve Malbec - Cabernet Sauvignon 2012
Otro punto alto en el portfolio de Finca Flichman y que también se consigue a un precio sugerido de $150. En este caso, tanto el Malbec como el Cabernet Sauvignon provienen de Tupungato.
La principal diferencia es la mayor preponderancia de la fruta roja y negra, la madera, que es un poco más palpable en nariz de la mano de un nítido caramelo, y una marcada nota mentolada. El dueto, en el paladar, funciona a la perfección: la sucrosidad típica del Malbec se amalgama muy bien con la columna vertebral que aporta el Cab. Sus taninos bien trabajados lo vuelven más dócil que el anterior ejemplar y lo tornan un ejemplar muy fácil de beber.
Cabe destacar que, en ambos casos, no se realizan cofermentaciones y que el assemblage final se realiza luego de que cada variedad haya pasado 12 meses en barricas por separado.

Paisaje de Tupungato 2011
Según lo definió el propio Berra, se trata de "un blend de los mejores vinos de cada año". Esta añada, que sale al mercado a un precio sugerido de $250, consiste en un assemblage que conjuga 80% Malbec, 15% Cabernet Sauvignon y 5% Merlot.
Y realmente seduce por su elegancia, con notas de ciruelas secas y cerezas confitadas, a lo que se suman sutiles pinceladas de notas de cuero y caramelo. Es un tinto que se adueña del paladar: es amplio y largo de boca, con taninos de gran textura y una madera que adosa ahumados. Redondísimo y listo para beber.

Paisaje de Barrancas 2011
Es una zona de Mendoza que, por detrás de otras y consagradas, como Agrelo, Perdriel o La Consulta, de a poco vuelve a ser revalorizada. Y Finca Flichman hizo gran parte del trabajo entregando este vino de alta gama que conjuga 65% Syrah, 25% Malbec y 10% Cabernet Sauvignon.
Es un vino que, por sobre todas las cosas, se impone a fuerza de elegancia, con una nariz que se destaca por sus notas de frutas maduras y su palpable colchón mineral. Su paso por madera, en tanto, contribuye con notas de nuez moscada y caramelo. En el paladar se luce gracias a su perfil carnoso. Es un vino tipo full bodied, pero la acidez llega justo para evitar que sea pesado y denso. Sí exige gastronomía. Tiene hándicap como para hacerle frente a platos bien condimentados.
 
Fuente: iprofesional.com
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina