lunes, 2 de junio de 2014

Exclusivo: las 40 marcas importadas de destilados y aperitivos más consumidas en Argentina

En un escenario complejo en materia de importaciones, con un Gobierno decidido a restringir el ingreso de embarques del exterior para garantizarse un mayor colchón de dólares, los últimos años fueron complejos para la industria gastronómica.

Restaurantes con problemas para contar con alimentos o insumos importados, o casas de té que debieron cerrar las puertas por no poder traer blends e incrementar su portfolio de opciones, fueron algunos de los sectores más perjudicados.

Pero sin lugar a dudas, en el segmento de negocios donde más se sintió el cerrojo a las importaciones fue en los bares, donde comenzaron a escasear destilados y aperitivos de todo tipo.

El "plan de tolerancia cero" a las importaciones, iniciado por el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, derivó en que, por ejemplo, marcas que tradicionalmente llegaban del exterior, como Campari, debieran comenzar a elaborarse en el país.

Pero como contrapartida, también generó un nicho de oportunidades interesante, por el cual algunos bares representativos de la escena local, como 878, comenzaron a experimentar con recetas propias para así suplir la falta de opciones del exterior.

Al analizar las estadísticas de Aduana surge que el arranque del 2014 mantuvo la tónica que venía imperando hasta el año pasado.

Según un informe elaborado por Marketing Research & Technology, en exclusiva para Vinos & Bodegas iProfesional, en el primer trimestre del año ingresaron 1,5 millones de botellas de aperitivos y destilados, por un valor total de u$s8,3 millones.

Esto implicó un alza del 29% en volúmenes y del 32% en divisas. Y si bien representa un interesante crecimiento, es clave mencionar que se parte de una base de comparación relativamente baja. 

En diálogo con este medio, Julián Díaz, quien es dueño de dos bares clave de la escena local, como 878 y Florería Atlántico, destacó que "los problemas con las importaciones se empezaron a agravar en los últimos dos años".

"Es todo muy irregular: aparecen y desaparecen productos todo el tiempo, desde whiskys, gins, vodkas y hasta tequilas. Esto hace muy difícil organizar desde una carta hasta acciones de comunicación", se lamentó Díaz.

Lo más importado

De acuerdo con el informe, que analiza las marcas de bebidas con alcohol del exterior con mayor presencia en la Argentina, el producto más importado es el whisky blend, que experimentó un crecimiento de casi 50% en divisas y que acaparó el 30% de todo el negocio de importación. 

Le siguió el vodka, con operaciones por poco más de u$s1,8 millones, lo que implicó un alza del 140%, en tanto que el tercer puesto correspondió al whisky pero de malta, con una caída del 32% en el nivel de importaciones respecto del primer trimestre de 2013.

El ranking, en tanto, se completó con ron, gin, whisky Bourbon y cachaca, tal como se desprende del siguiente gráfico:
A la hora de analizar el ranking por volúmenes, surge que Campari fue la bebida más importada del primer trimestre del año, con casi 700.000 botellas ingresadas, unas 250.000 más que en el mismo período de 2013 (alza del 55%).

Este fuerte crecimiento se dio a pesar de que desde el año pasado, la filial del Gruppo Campari -que también es dueño de Cinzano y Cynar-, fabrica este aperitivo en la planta que posee en la localidad bonaerense de Capilla del Señor.

En el segundo puesto -siempre en términos de volumen- se posicionó Smirnoff, con unas 168.000 botellas, una cifra que multiplicó por 16 los niveles registrados en el arranque de 2013.

Ya en el tercer puesto, se posicionó el whisky blend Vat 69, con un ingreso registrado en Aduana de 111.900 botellas, registrando así un salto interanual del 65%.

A continuación, el ranking de los destilados y aperitivos más importados, en volúmenes:
En cuanto a las importaciones en términos de divisas, del informe de MRT se desprende que la marca de vodka Absolut fue la líder absoluta, con operaciones por más u$s1 millón, marcando así un fuerte crecimiento respecto al año anterior.

Le siguieron en el ranking el whisky Chivas Regal, la línea de ron Bacardi, el aperitivo Campari, el vodka Smirnoff y el whisky Johnny Walker, tal como se observa a continuación:
En diálogo con Vinos & Bodegas iProfesional, Alejandro Chain, brand manager de Absolut, explicó que "en el mercado interno, en los últimos cuatro años la marca creció, en promedio, a un ritmo del 24%. Así llegamos a manejar más de 46.000 cajas de 9 litros en el último año fiscal".

Para ello, destacó que "la clave estuvo en avanzar con un fuerte desarrollo del canal on trade -bares y discos-, generando alianzas estratégicas que ayudan a consolidar la imagen de la marca e incentivar y fomentar nuevas formas de consumo".

Cabe resaltar que, durante el primer trimestre, según se desprende del informe de MRT, la marca Absolut explicó 6 de cada 10 dólares que se importaron de vodka.

Chain sostuvo además que "el crecimiento en ventas también obedece a que se presentaron nuevos desarrollos, como la incorporación de Absolut Orient Apple al portfolio de saborizados, así como el lanzamiento de las ediciones Absolut Mode y Absolut Unique, que tuvieron una muy buena recepción por parte de los consumidores".

"Aunque el consumo de la categoría está más anclado en la noche, uno de los grandes diferenciales de la marca se encuentra en su portfolio de vodkas saborizados, que permiten elaborar tragos para distintas ocasiones. Esto permitió ampliar la situaciones de consumo, no solamente en bares, donde la marca ya ha recorrido un largo camino, sino también en los hogares, donde el consumidor logra tragos fáciles combinando Absolut saborizados con jugos y gaseosas", completó.

Se potencian las "fórmulas caseras"

Consultado sobre el presente de la coctelería nacional y cómo ésta se ve afectada por los problemas en las importaciones, Díaz rescató el hecho de que "históricamente, nunca se basó en grandes marcas de lujo, todo lo contrario. En los viejos libros de coctelería nacionales, la mayoría de las recetas eran con productos nacionales".

Igualmente, consideró que "la parte positiva del contexto actual, en el que faltan algunos productos, es que motiva la creatividad para el desarrollo de insumos, como bitters, vermouth y otros preparados que varios bares porteños ya elaboran". 

En este sentido, agregó que "hay ciertas bases, como almíbares por ejemplo, que resultan mucho mejores si se elaboran en forma artesanal con alta calidad de materias primas. Hacer bitters, además, permite trabajar con otros productos que abren mucho las posibilidades del juego".

A la hora de hacer referencia a las soluciones creativas al toparse con ciertos faltantes, Díaz recomendó trabajar con productos locales, estacionales y regionales, cambiar la carta más a menudo y "no atarse a formulas clásicas únicamente". 

"¡Hay que ser más creativos! Creo que es más noble y de mayor calidad un jugo de zanahorias frescas recién hecho que un jugo embasado. Y este cambio, esta vuelta al origen, a la tierra, es global", se entusiasmó.

© Por Juan Diego Wasilevsky - Editor Vinos & Bodegas iProfesional - vinosybodegas@iprofesional.com
Fuente: iprofesional.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina