lunes, 23 de junio de 2014

Topo Wines: la nueva modalidad de producir, embotellar y vender vino en la Argentina

En una economía inflacionaria, en la cual conviven consumidores con bolsillos más ajustados y empresas con caídas en los niveles de rentabilidad, dos socios mendocinos le buscaron la vuelta al negocio vitivinícola.

Gracias a sus contactos que forjaron durante cerca de 15 años en la industria y a una estructura pequeña y flexible, pudieron darle vida a Topo Wines, un proyecto que, según explican "permite ofrecer vinos a la mitad de precio de lo que se pagaría en una vinoteca".

"Al seleccionar los lotes de vinos entre decenas de bodegas, embotellarlos bajo nuestra propia marca y venderlos en forma directa al consumidor sin intermediarios y sin gastos de marketing, evitamos muchos costos y nos concentramos en la calidad del vino. Por lo cual el vino que está dentro de la botella es lo que importa", detallan, para luego agregar que, "como buenos topos, una de las especies con mejor olfato del reino animal, somos capaces de buscar y descubrir excelentes lotes a precios muy convenientes".

Otro dato a destacar es que Topo Wines sólo se comercializa de manera directa (www.topowines.com), de modo que no están ni en supermercados, ni en vinotecas.

Uno de los impulsores es Andrés Belinsky, quien hizo carrera en el área comercial de bodegas como Terrazas de Los Andes y Benegas, entre otras.

En diálogo con iProfesional, Belinsky detalló que la idea del proyecto surgió el año pasado: "Veníamos barajando ideas con mi socio hasta que dimos con algo novedoso y diferente. No queríamos ofrecer un vino más de la forma tradicional".

"El diferencial es que, al vender directo al consumidor, evitamos los eslabones de la cadena tradicional, de modo que el precio a pagar por el vino es la mitad de lo que pagarían en una vinoteca. Sólo que deben confiar en nuestra selección del vino, confiar en Topo Wines, ya que no hacemos el vino, lo elegimos", detalló el empresario.

"Hoy, el precio de la botella es de $50. Pero adentro hay un vino que costaría $100 a $120 en vinoteca. Apuntamos a ese target de precio, ya que es muy accesible y el riesgo de la prueba es bajo", completó.

Al profundizar en la dinámica del negocio, Belinsky explicó que "hace 15 años que estamos en el mundo del vino y conocemos a la mayoría de los dueños de bodegas y enólogos. Sabemos dónde buscar y estamos probando vinos de forma frecuente".

Al elegir un vino, lo hacen embotellar, para lo cual entregan los insumos a la bodega, tales como botellas, corchos y etiquetas. Una vez que está listo, se espera hasta dos meses para que se estabilice y a partir de ahí envían las cajas a los clientes en distintos puntos del país. De hecho, ya reciben pedidos desde once provincias, si bien el 60% del total se reparte entre Mendoza, Ciudad de Buenos Aires y Conurbano.

El perfil de los vinos

A la hora de definir el tipo de vinos que buscan en las bodegas, desde Topo Wines detallaron que apuntan a ofrecer ejemplares ricos, fáciles de tomar, no muy robustos, no muy astringentes, no muy alcohólicos y con buen equilibrio de fruta y madera.

"No son vinos para guardar, son vinos para tomar", recalcó Belinsky, quien agregó que "nosotros queremos ser la cajita de vino que todos deben tener en casa para disfrutar en cualquier momento, sin pensar en el precio o en el maridaje ideal, ni que el vino sea el centro de la reunión". 

El primer ejemplar en salir a la venta fue un Malbec de Gualtallary, que fue denominado como Lote #001.

"Entre las opciones buscamos un Malbec con carácter, con personalidad. Pero no quisimos caer en el Malbec fácil. Por eso, en la bodega nos permitieron darle un sello propio con un pequeño toque de Petit Verdot en el corte final, además de contar con 12 meses de barrica francesa, que le imprimió un toque más de complejidad", resumió.

El Lote #002, en tanto, fue un Cabernet Sauvignon de Luján de Cuyo, que fue escogido entre 8 muestras diferentes.

"Nos decidimos por ese vino por su gran balance en boca, buena complejidad aromática, excelente punto de evolución y un aporte del roble bien equilibrado. Además, pudimos participar del corte final con el énologo", sintetizó.

Tras haber lanzado el Lote #003, un Sauvignon Blanc con sello de Ugarteche, Luján de Cuyo, Topo Wines ahora está seleccionando el Lote #004, que se comercializará a partir de agosto. Entre las muestras que estuvieron degustando figuran Malbec, Bonarda, Tempranillo y Syrah.

Cabe destacar que, de cada lote, embotellan entre 300 y 600 cajas. De cara al futuro, "La cantidad a embotellar de cada lote irá variando de acuerdo a la demanda. Tenemos flexibilidad y eso nos da una ventaja de siempre tener novedades, no tener un monto alto de capital inmovilizado. Todo ayuda a ofrecer un excelente precio y responder al consumidor", concluyó Belinksy.

© Por Juan Diego Wasilevsky - Editor Vinos & Bodegas iProfesional - vinosybodegas@iprofesional.com

Fuente: iprofesional.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina