viernes, 6 de junio de 2014

"La industria necesita que comience a haber salud empresaria en todos los niveles"

Karim Mussi, enólogo y propietario de Altocedro

El propietario de la bodega La Consulta habló con Área del Vino sobre la situación del sector, tanto en el mercado interno como externo.

¿Cuál es el panorama que vislumbra este año?

La situación coyuntural de Argentina está afectando desde la bodega chica como nosotros a las bodegas más grandes. La industria necesita que comience a haber salud empresaria en todos los niveles y la verdad que la estamos pasando mal.

Estamos tratando de ser creativos de pasar estas crisis con proyectos nuevos con mayor eficiencia con mayor profesionalismo y en algo mejor.

Y, ¿a nivel particular, bodega?

A nivel Altocedro estamos creciendo y profesionalizando nuestro equipo. En este sentido, estamos invirtiendo en gente nueva a nivel enológico y comercial. Con respecto a esto último, creemos que es la inversión más importante que podemos hacer. Para medir el resultado de la empresa no sólo hace falta ver sólo el balance de la compañía, y la calidad de los vinos, sino también con la calidad y el profesionalismo humano de la bodega. El dream team de la bodega es una de las claves para superar la crisis.

Esto que mencionas es puertas adentro de Altocedro. ¿Cuál es el comportamiento y trabajo puertas afuera?

No nos quedamos quietos, el mercado tanto interno y externo nos pide que permanentemente estemos a la vanguardia en calidad, proyectos nuevos, y precios. 

Con respecto al mercado interno, tiene o tenía ventajas con respecto a los precios, a los recuperos de IVA, el tema es que el mercado argentino está dañado por la crisis que nos afecta a todo. El consumidor también lo afecta la inflación, los aumentos de precios, el desempleo, entonces de alguna manera se ha resentido el consumo interno. No lo desatendemos de ninguna manera al mercado, estamos más cerca que nunca tanto con los consumidores finales como con los distribuidores, para acompañarlos en esta crisis.

En el caso del mercado externo la realidad es diferente porque la gente no convive con nuestra realidad y no podemos realizar aumentos de precios y trasladar nuestros problemas a nuestros clientes. Todo lo contrario. Creo que es momento de cuidarlos y hay que hacerles ver que estamos preocupados por ellos y que estamos no sólo manteniendo calidad sino también les ofrecemos mejores condiciones, sino también en el servicio complementario a la venta.

Frente a esto, ¿están realizando aumentos de precios?

En el mercado externo no lo hemos hecho, eso ya lo hicimos antes. En el mercado interno lo estamos haciendo paulatinamente. Lo que estamos haciendo es no aumentar el 100% de la inflación y trasladarle todo el problema a mi cliente -distribuidor- sino que estoy tratando -como dije anteriormente- a ser más eficiente internamente en cuanto a costos y producción.

¿En qué porcentaje están realizando los aumentos?

No puedo dar un número exacto porque en realidad en algunas franjas los precios han aumentado, mientras que en otros hemos disminuido; con la idea de ser más agresivos comercialmente. Hay un componente irracional que es la inflación, y por la otra una racional que es la oferta y demanda. Entonces, si hay una sobreoferta de productos -principalmente en el mercado externo- a mi no me queda otra que disminuir los precios para poder vender. O tengo que invertir más en comercialización o en ofrecer innovación en nuevos vinos, de alguna manera tengo que cubrir la falta de interés que estamos generando en los mercados externos.

Hoy, los importadores de vinos argentinos más importantes están perdiendo el foco del vino argentino como producto y se están diversificando con otras regiones, como puede ser Nueva Zelanza, en el propio vino californiano. Frente a este panorama, es que la situación está muy difícil y creo que no es el momento de aumentar precios y desatender a nuestros clientes. 

¿Cómo trabajan con los distribuidores?

Lo que hacemos es tratar de que entiendan que la rentabilidad y la eficiencia de nuestras  ventas están en los vinos reserva, en los productos más caros. En este sentido nuestras ventas no están creciendo dramáticamente, pero mantenemos nuestra solidez a través del portfolio de alta gama. 

Frente a esto, es que buscamos que le pongan mayor atención a estos vinos y ayudándolos a través de los plazos de pagos.

Alandes, el nuevo proyecto de Karim Mussi

El nuevo emprendimiento de Maipú, Karim lo define como un proyecto de "terroir", complementario a Altocedro, con base en este departamento de Mendoza, con un estilo fuerte en los cortes bordeleses de perfil Cabernet. Esto desde el punto de vista enológico. Mientras que desde el punto de vista de abrir las puertas de nuestro portfolio, de Karim Mussi como enólogo, han creado la Cava Ave María Purísima, que es un espacio de disfrute enológico, donde uno puede ir y degustar vinos de distintas regiones, hechos por diversos enólogos y vinos de los amigos del propietario que están en esta cava. 

Complementario a esto, invitaron a Inés Mendiata a ser parte de este proyecto, con Casa Coupage. Todo en un predio de unas dos hectáreas con amplios jardines. De este modo, Alandes comparte el espacio, con las oficinas comerciales de Altocedro, la Cava Ave María Purísima y ahora con el restaurante. 

Fuente: Area del Vino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Cascada Inacayal - Villa La Angostura - Patagonia Argentina